• Calendario

    octubre 2006
    L M X J V S D
    « Sep   Nov »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Categorías

  • Meta

  • Últimos Comentarios

    Amada en Los bichos del jamón
    หนังxxxxx en Experimentos sencillos para el…
    Smithd6 en Experimentos sencillos para el…
    Isabel en Michael Kiwanuka – Cold…
    juanisogempleis en Venden humo a 11,7 millones de…

Gustavo Bueno y el pensamiento Malicia


o de la lamentable crónica de cómo una extraña deriva puede minar las mentes que un día fueron privilegiadas…

o de la triste historia de la metafórica transmutación de nobles canes en perros sarnosos

o, en suma, de la patética deriva que la aparente malicia viene arrastrando al otrora filósofo Gustavo Bueno

Por si usted no lo conoce, es importante destacar que Gustavo Bueno, antes de su deriva, fue un importante filósofo cuya principal aportación fue la creación del materialismo filosófico. Figura importante de la filosofía nacional que, llevado quizás por el misticismo patrio, transmutose en personaje quijotesco al sufrir una extraña deriva. En este sentido el método científico es concluyente: si una persona que otrora fue sabio y razonador transmuta su habla en vómitos y su nivel de razonamiento se diluye entre la bilis, no hay más causa que una enfermedad lamentable, crónica y terrible: la malicia.

Gustavo Bueno sufre una deriva cuyo síntoma principal es la autodestrucción. Para concluir en dicho diagnóstico nos hemos basado en los siguientes elementos:

  1. Gustavo Bueno fue un filósofo y su vida cobra sentido como filósofo. Desde su deriva, se empeña en destruirse como filósofo, pues la filosofía se encarga del estudio de la verdad… y desde su deriva ya no va encadenando argumentos en la búsqueda de lo cierto, sino prostituyéndolos al servicio de lo opinable y de lo falso.
  2. Gustavo Bueno busca la autodestrucción de su propio apellido: desde su deriva todo lo que tenía de Bueno se ha trocado en Malicia. Así se lee entre líneas en su última obra: Zapatero y el pensamiento Alicia.

Pero esta obra, Zapatero y el pensamiento Alicia, ha de leerse en su auténtica dimensión: por un lado hay que recordar que desde su deriva Gustavo Bueno sólo habla de sí mismo, luego el nombre propio del título, Zapatero, no es tal, sino que esconde el suyo propio: Gustavo Bueno. Por otro, la conclusión habla del triunfo de su maliciosa deriva y por tanto ese malvado juego de palabras del título: el pensamiento Malicia.

En resumen, este libro se trata de la autobiografía y autodestrucción de un hombre que hace mucho tiempo fue un eminente filósofo y hoy es una sombra lastimera que el tiempo, ese perro compañero, ha venido devorando desde que un día su carnívora cuchilla se posó sobre los hombros de Gustavo y desató su maldad: su pensamiento Malicia.

41 comentarios

  1. por cierto, ¿de qué va el libro?

  2. Puedes mirar en el enlace:

    http://www.fgbueno.es/gbm/gb2006pa.htm

    pero en resumen el libro es una excusa de alguien de derechas para atacar a Zapatero.

  3. ¿Y qué es la derecha, señores? ¿Quién puede garantizar que Zapatero sea un hombre de izquierdas? Nada se define luego nada se dice, sólo insultos y descalificaciones hacia un autor y un libro que ni siquiera se ha leído. Interesante país donde la ignorancia es atrevida.

  4. Y yo me pregunto, ¿cómo se puede afirmar que 2 más 2 sean 4? Porque ¿quién sabe realmente qué es el concepto número e incluso operación? Y si no sabemos los conceptos, ¿cómo pretendemos asociarlos? Interesante planeta donde sabemos lo que no sabemos…

    Al margen de esto hay algo muchísimo peor que la ignorancia: los que, sabiendo un poco de una materia, creen que saben mucho de todo.

    El señor Gustavo Bueno es (fue) un eminente filósofo. Como “intérprete” de la realidad es un mero aficionado que sólo busca justificar sus propias paranoias.

  5. con todo mirespeto para estas personas que desde un subjetivisimo psicológico rayandola paranoi trtan de criticar un libro y a su autor sin tener ni la más remota idea de lo que es la filosofía entendida como un saber de segundo grado ni lo que es la crítica dialéctica…lean ustedes el libro , lean ustedes las reseñas, escuchen en el enlace que ha sido colocado por los mismos paranoicos que hablan aquí con saña paranoide muy a la española sobre lo que ignornan…es penoso ver que cuando se critica a un presidente al que algunos parecen rendir pleitesía servil , sólo se responde con estas , insisito,paranoicas descalificacione..en fin..que les aproveche …blogs como este sólo sirven de muestra de la estulticia imperante…

  6. Arsfilosofo: relea usted mi post y su comentario y después, libere su pensamiento y decida quién es el paranoico.

    Atentamente.

  7. Deriva intelectual…derechismo…me sumo a lo manifestado por Stalin, “no se argumenta”. Si consideran que pueden detectarse componentes derechistas en la obra de Bueno o que éste autor ha experimentado un vuelco en su línea de pensamiento en un sentido reaccionario, pues aporten citas donde a su juicio se evidencie tal cosa y podremos empezar a discutir.
    Centrándonos en EL PENSAMIENTO ALICIA, el libro, precedido por un artículo homónimo en la Revista El Catoblepas, pretende ser, no una crítica a la política del gobiero socialista, sino un diagnóstico de la ideología que lo recubre. A grandes rasgos: un subjetivismo acendrado en virtud del cual los conflictos políticos, sociales, bélicos…se interpretan no en función de la realidad material, de la contraposición entre intereses efectivos de clases, bloques históricos o sistemas políticos…, sino como consecuencia de la mala voluntad de los agentes históricos (ejemplo: la Guerra de Irak se produciría por una veleidad de Bush, le ponen las Guerras que diría Pepe Blanco, y no por necesidades geoestratégicas como pueda ser controlar los recursos pretolíferos en previsión de la posible expansión de China -se trata de la interpretación entre otro de Carlos Taibo, aunque este autor, tras este diagnóstico de impecable materialismo, “tiende su mano a alturas etéreas” y se echa en brazos del deber ser).
    En conclusión, por no alargar indefinidamente este mensaje, aunque habría que decir mil cosas, se trata a mi juicio de la crítica de un pensador de estirpe leninista, http://www.filosofia.org/rev/bas/bas23008.htm -en el sentido de coordinar la lucha de clases y la lucha de estados y reconocer que los proyectos políticos se despliegan necesariamente desde una plataforma efectiva- a un idealismo psicologista, que nada tiene que ver con la ideología clásica de la socialdemocracia, acceder al poder por los cauces de la democracia capitalista y una vez conseguido transformar el sistema en sentido socialista -recuérdese la renuncia al marxismo-, y bastante con el krausismo, muy extendido en España entre gente con estudios de abogacía.

  8. Hola, Antón, según comentas (comentais los que sólo conoceis la óptica filosófica) esto: “me sumo a lo manifestado por Stalin, “no se argumenta” “.

    Recuerdo un chiste (más bien una reflexión interesante sobre la parcelación del conocimiento) que era el siguiente: varias personas con diferente formación se enfrentan a un examen en el que sólo hay una pregunta: 2+2= ?

    Hay un montón de respuestas interesantes pero sólo reproduzco algunas:
    – El físico contesta que 2+2=4,01 +- 0,02
    – El psicólogo contesta: ¿por qué me hace usted esta pregunta?
    – El matemático contesta: deme usted más tiempo, que de momento ya he demostrado que la solución existe y está acotada.

    Muestro esta reflexión porque, muy a menudo, las personas se ciegan por la estrechez de su formación y no alcanzan a entender los análisis hechos desde otras ópticas.

    Gustavo Bueno (y algunos de ustedes, deduzco) es un filósofo. Como analista de la realidad no es más que un aficionado. Analizar la política desde una mera óptica filosófica es un absurdo y una inconsistencia. Y pretender que todos aquellos argumentos que no encajan en la filosofía, estando al análisis de la política, no son válidos, no es más que un falso ejercicio de miopía derivado por el entendimiento de que la formación personal de uno es la única formación.

    Cuando hablo de la deriva derechista de Bueno, no quiero hacer un ensayo de 300 páginas cuya conclusión sea esa, sino que muestro un hecho y como tal lo presento.

    En resumen, si pongo que 2+2=4, siempre habrá alguien que diga: oiga, que usted ni siquiera ha demostrado que la solución existe.

    Estos serían matemáticos. Ustedes son filófosos. La política es abordable desde otras ópticas. Amplíen su mente.

    Saludos

  9. Si alguien afirma que ha descubierto un nuevo elemento químico o que ha encontrado una especie animal desconocida debe demostralo, aportar los datos y las consideraciones que han llevado a tal consideración. Cuando digo que no se argumenta me refiero a que en ese juicio categórico sobre el carácter derechista de Gustavo Bueno se nos ha escatimado el POR QUÉ, un por qué que exige aclarar qué se entiende exactamente por derecha (existe bastantes definiciones) y mostrar dónde se manifiesta el derechismo de Bueno. Me imagino las razones por las que Xman puede verter este juicio, el ataque al nacionalismo por ejemplo o la crítica a la Alianza de Civilizaciones; pero mientras él no lo aclare serán suposiciones; si por fin lo hace podré intetar rebatirle, de otra forma dispararía a ciegas. He tratado de mostrar, reexponiendo las líneas de la crítica desde el Materialismo Filosófico, y, en este caso, desde cualquier planteamiento político de estirpe marxista, a la ideología (no a su acción de gobierno) de Zapatero. Con toda sinceridad, me parece que Xman ha obviado mi argumentación.
    La filosofía, tal y como yo la entiendo, se ocupa de la crítica de las ideas y de las ideologías, entendiendo éstas como nociones producidas en la propia actividad material los sujetos. Todo el mundo hace filosofía necesariamente en el momente en que hace consideraciones políticas, aborda problemas morales o se pregunta acerca de qué sea la ciencia o el conocimiento por ejemplo; las consideraciones de Xman, a pesar de su aparente rechazo a los filósofos son de carácter filosófico de arriba a abajo: presupone una idea de derecha, ha hecho referencia en el post a la exitencia de un método científico (¿el baconiano-newtoniano o el galileano-hipotético deductivo?; por cierto que la actual sociología de la ciencia o la filosofía de la ciencia soviética en su momento consideran que lo del método científico es una abstracción, un formalismo sin ninguna potencia para analizar las ciencias). 2+2=4 es una verdad matemática, universal y categórica, cuya formulación y delimitación compete en exclusiva a los matemáticos como respectivamente ocurre con las verdades dela biología de la química; pero en el momento en que el matemático pretende definir qué sea la matemática o qué sea la ciencia en general, no está haciendo matemática, pues tendrá que estudiar y comparar las demás ciencias, sino que está recayendo en posiciones filosóficas. Las realizaciones de las ciencias duras se pueden segregar de la propia ideología de los científicos, no ocurre así sin embargo con las ciencias sociales o humanas, precisamente las que se ocupan de la política (sociología, historia, economía) en las que la filosofía, la ideología del científico penetra en su trabajo: el análisis de un historiador materialista atenderá al modo de producción y a las determinaciones sociales, mientras que un historiador liberal, con los mismos datos, dará explicaciones en términos psicologistas o personalistas…Maquet, un sociólogo del conocimiento, señalaba que su disciplina estaba condenada a penetrar dos veces en el campo de la filosofía, al formular una hipóstesis de trabajo y al lidiar con las hipótesis alternativas; Marx, en uno de los prólogos al Capital señalaba las dependencias filosóficas de la economía política y anunciaba que las suyas pasaban por el método dialéctico.
    La filosofía presupone a las otras disciplinas, sólo existe a partir de la otras, puesto que su objeto es enfrentarse a las ideas que se generan en el seno de las mismas. Nada humano le es ajeno, aunque quienes consciente o inconscientemente hacen filosofía, por supuesto, no conocen muchas veces las disciplinas de primer grado en suficiente medida.
    Perdón por la parrafada, pero se está criticando a los filósofos y he creído pertinente ofrecer una definición de filosofía.
    Analizar la política desde una perspectiva filosófica exige haber estudiado previamente sociología, historia y economía, incluso psicología; más aún, roturar esas disciplinas, como sus propios cultivadores reconocen, exige hacer filosofía.
    En resumen, si pone 2+2=4 enuncia una verdad matemática que como tal se resuelve en matemáticas y a los matemáticos compete discutirla o precisarla (otra cosa es cómo se modulen las matemáticas en el plano de la física o de cualquier otra disciplina), pero si dice que tal señor es de derechas, concepto de filosofía política, debe aclarar qué entiende por derecha y por qué tal señor es de derechas, en quien afirma recae la prueba…tanto da que lo haga en 300 páginas como en un párrafo, se trata de una consideración filosófico-política.

  10. Perdón por volver a dar la brasa. Es que releyendo mi mensaje anterior me he percatado de que dejado una frase del primer párrafo a medias, se trata de “He tratado de mostrar..” quería decir que he tratado de mostrar, en mi primera participación, que el planteamiento de Bueno no es derechas sino todo lo contrario.

  11. Veamos. Cuando una persona de forma sistemática acaba haciendo valoraciones que, “casualmente”, critican a los mismos y de la misma forma, la probabilidad nos indica que más que buscar una verdad o análisis objetivo de los hechos, busca una mera justificación de argumentos en base a una premisa previa.

    Gustavo Bueno concluye lo mismo que una persona de derechas (por otros caminos, quizás más profundos o quizás más oscuros). Esto nos invita a pensar, según la navaja de Occam, que es un señor de derechas. Es más, yo incluso diría que malintencionado, porque prostituye la ciencia a la que ha dedicado su vida (la filosofía) al servicio de su derechista obsesión. Le importa más realizar conclusiones que cuadren con planteamientos de derechas que las argumentaciones que realiza, supeditando estas últimas a las primeras. Si no fuera así, su variedad de conclusiones estaría más repartida por el espectro político. Conclusión: Gustavo bueno es de derechas.

  12. Es perfectamente posible llegar a conclusiones similares desde posiciones y planteamientos totalmente incompatibles, ejemplo: pensadores anarquistas coinciden con los liberales como Hayek o Von Misses al identificar el stalinismo con el nazismo.
    Pero es que en el caso de Bueno ni siquiera hay tantas coincidencias como pudiera parecer; examinemos los contenidos de algunas de sus posiciones.
    Ya he resumido los contenidos del PENSAMIENTO ALICIA, crítica a un idealismo psicologista y armonista desde planteamientos de filiación marxista. No está de más decir que el capítulo 4 de ese libro es un análisis del Franquismo desde el Materialismo Histórico, en el que se señala que es la acumulación de capitales propiciada por la reforma económica y los planes de desarrollo de los tecnócratas lo que determina la obsolescencia de las formas políticas franquistas; la actual democracia de mercado no sería más que la continuación del franquismo, como lo prueba el hecho de que las grandes fortunas de la actualidad, las clases dominantes, se forjaron entonces.
    Con respecto a la cuestión de la unidad de España, sin duda lo que ha motivado que Bueno empezara a ser considerado de derechas, decir en primer lugar que no se trata de una defensa de la nación española porque sí (la unidad de España no es en sí misma defendible ni atacable), sino en tanto que es el marco efectivo, conjunto de instituciones con una dinámica propia, desde el que mantener entre otras cosas el statu quo de las clases trabajadoras en un contexto de reconversión industrial (iniciado por cierto por el PSOE), frente al imperialismo económico franco-alemán que secularmente ha intentado espolear el secesionismo en España y al que beneficiaría tener que bregar en las instituciones comunitarias no con un país, sino con 3 o hasta 17, que no mantendrían una unidad de voto. Por otro lado, en España Frente a Europa y en el artículo que señalé anteriormente, Bueno plantea que la única plataforma posible para una nueva generación de izquierdas, tras la caída de la Unión Soviética habría desaparecido la única existente, toda vez que la socialdemacracia habría ido asumiendo posiciones neoliberales desde la Guerra Mundial ( congreso del 79 en España, El SECUESTRO DEL SOCIALISMO como lo llamó Antón Saavedra), sería hispanoamércia por su unidad lingüística y cultural. EEUU promueve activamente a sectas protestantes y al relativismo cultural en la zona para abortar esa posibilidad. En este sentido, Bueno ha defendido a Cuba y Venezuela, criticando no obstante la connivencia con la santeria y el indigenismo, y ha apoyado a López Obrador; algunos de los asesores de éste tienen una sección en el Catoblepas (véase Tesis de Gijón, hacia la séptima generación de la izquierda, por Ismael Cavallo Robledo, http://www.nodulo.org/ec/2006/n053p04.htm). Con respecto al nacionalismo en España, sostiene que fue promovido por el tardofranquismo, el apoyo a las lenguas vernáculas fue unas de las últimas medidas del franquismo mediante un decreto del año 75, y por sectores democristianos y gente vinculada después al PSOE para evitar una polarización de la Transición en torno a la lucha de clases. La postura típica de Marx y Engels, que aquí ha sido defendida por historiadores comunistas como Francisco Erice (quien por cierto utiliza frecuentemente y de forma magistral tesis tomadas de Bueno).
    Creo que con esto basta, perdón por alargarme tanto. Me parece que es palmario que las posiciones de Bueno en estos asuntos tienen en realidad muy poco que ver con el PP o con la FAES, y mucho con posiciones clásicas del comunismo. Otra cosa es que Bueno no se meta directamente con ellos porque actualmente sería condenarse al ostracismo, la mano de PRISA es alargada; pero lo que se sigue de su filosfía los deja en todo caso a los pies de los caballos. No se olvide lo de la PINZA con que los sopenas y cebrianes fustigaron a Julio Anguita.

  13. Hola Antón, antes que nada agradecerte tus comentarios en este blog, si ya es de agradecer a la gente que nos lea, más se agradece comentarios tan elaborados.
    En cuanto al tema de porque algunos consideran que Gustavo Bueno se sitúa en la derecha, yo creo que se debe a su defensa de algunos ideales de la derecha en este país, a saber: El nacionalismo español, la defensa de la guerra de Irak y el estar a favor de la pena de muerte.
    No es de extrañar por lo tanto que mucha gente, entre la que me incluyo, que no conocemos su vida y obra a fondo, le situemos en ese lado del espectro político, y es que siendo simplistas: Blanco y en botella…

  14. Asumo los argumentos de Pontifex y retomo el principio de la Navaja de Occam, aunque ya sé que en tiempos del ácido bórico este principio no interesa a ciertos sectores empeñados en oscurecer lo obvio…

  15. ES TOTAL Y ABSOLUTAMENTE FALSO QUE GUSTAVO BUENO DEFENDIESE LA GUERRA DE IRAK.

    En mi primera intervención hice brevemente referencia a la interpretación materialista de ese episodio bélico ofrecida por Bueno (no tiene nada de original, es la misma que ofrecen muchos analistas): intento por parte de EE. UU., preparado bastante antes de la llegada de Bush al gobierno, de controlar los recursos petrolíferos de esa zona en previsión de una ulterior expansión de China.

    ¿Dónde queda lo de las armas de destrucción masiva cuando ni tan siquiera se contempla?

    Desde el Materialismo Histórico, cuyo núcleo, debidamente desprendido del carácter necesitarista del marxismo, asume el Materialismo Filosófico, los procesos históricos responden a determinaciones materiales, contraposiciones de intereses de clases y estados (la lucha de clases se da y se explica siempre entrelazada con la lucha entre estados), razones geoestratégicas…, que se imponen a la voluntad de los sujetos. Esa frase que en un post de estos foros Pontifex citaba como una justificación del la ley del más fuerte (“dicen que los americanos va a Irak a por el petróleo ¿les parece poco?”), es un juicio de hecho, no una valoración: la ley del más fuerte es lo que rige el desarrollo de la política, nos guste o no.

    Las críticas de Bueno no perseguían justificar la guerra ni defenderla. Bueno cargó contra una interpretación psicologista donde el conflicto se explicaba a partir de la maldad de Bush, prescindiendo de los condicionantes geoestratégicos:

    – La interpretación del pensamiento ZP (Alicia); donde la dialéctica histórica no se pone en la contraposición conjugada de clases sociales y estados, de intereses materiales, sino en la psicología y en la falta de talante.
    – La interpretación de los autodenominados intelectuales (¿no tenemos intelecto los demás? hace falta soberbia para definirse así; totalmente risible cuando uno ve entre este grupo a Lolita, toda una lumbrera).

    Sorprende el mutismo de estos intelectuales tan comprometidos ante las intervenciones francesas en Costa de Marfil, con bastantes muertos, precisamente por aquellas fechas, ante el desguace de Yugoslavia auspiciado por Alemania, ante el hecho de que el gobierno español desplace más efectivos a Oriente Próximo -como recientemente ha criticado Julio Anguita en El Mundo; otro derechista proyectando sus obsesiones, según la navaja de Ockham de Xman-, posiblemente (es ironía) no sepan que a Afganistán se va a proteger los oleoductos que salen de Kazajstan, o al descubrirse que tras vender a bombo y platillo la retirada de tropas una fragata española estaba bajo mando norteamericano.

    A los del No A LA GUERRA, cebados gracias a un sistema económico que requiere de la existencia de guerras como la Irak para mantenerse (como cualquier otro, no nos engañemos), cabe preguntarles, como Stalin le preguntó al Papa desde Postdam, cuántas divisiones tienen para oponerse a la guerra de Irak; si nos reconocen que ninguna habrá que preguntarse en qué queda su NO más que en pura hipocresía y en pura retórica.

    Gustavo Bueno no defendió la guerra ni la atacó, porque no tiene ningún sentido defender ni atacar algo determinado por el curso real de la política, por los intereses materiales del imperio yanqui, sobre lo que no se tiene ninguna capacidad de acción (otra cosa será la participación de España en la guerra suponiendo que fuera simplemente un capricho de Asnar). La analizó desde el Materialismo Histórico para desenmascarar la hipocresía del derechismo vergonzante, que es en lo que ha venido a parar la antigua Socialdemocracia.

  16. Sentado lo de la guerra digamos algo de la pena de muerte.

    NO TIENE NINGÚN SENTIDO DEFENDER O CONDENAR EN ABSTRACTO LA PENA DE MUERTE.

    TODAS LAS IZQUIERDAS HAN DEFENDIDO LA PENA DE MUERTE en situaciones concretas, a excepción de la anarquista (y no por pacifista, “con las tripas del último papa ahorcaremos al último rey” decía Bakunin, sino por estar en contra del estado y por tanto de todo ordenamiento jurídico): los jacobinos erigiendo ese maravilloso instrumento de higiene social que fue la guillotina (desgraciadamente no lo importamos), Lenin señalando que la pena de muerte es un elemento imprescindible para la acción revolucionaria, al que sin embargo había que oponerse cuando lo aplicaba un estado capitalista, Mao, en términos similares, cuando decía que “algunas vidas valen menos que la de una hormiga y otras más que el monte Techán”.

    Desde el Materialismo Filosófico no se plantea la introducción de la mal llamada (dejamos esto de lado) pena de muerte en la legislación actual ¿cómo se va a plantear seriamente algo que no tendría el necesario respaldo social? Por otro lado, partiendo del carácter clasista del derecho, habría que preguntarse quién la aplicaría, en qué condiciones, qué delitos serían castigados con ella…etc.

    Lo que se plantea es un análisis no sustancialista de la persona (prosopon / per-sonare, en alusión a la máscara que se ponían los autores de la tragedia grecorromana), la persona no como algo dado por ejemplo al recibir el alma (la posición cristiana, en virtud de la cual un cigoto puede ser considerado ya como persona), sino como algo que se constituye a través de la acción social del sujeto, de sus actos (la persona es lo que hace, el sentido que toman las cadenas de acciones que desarrolla) en un contexto sociohistórico concreto que lo determina. En sentido estricto, persona es el sujeto que ha sido socializado, que ha interiorizado los patrones morales de la sociedad de referencia, en un ámbito político y es por tanto sujeto de derechos y deberes (éste es el sentido que tiene la mayoría de edad, el reconocimiento como persona a todos los efectos).

    De esta teoría se sigue que al ser la persona inseparable de sus actos, que la constituyen, la comisión de un crimen horrendo, el asesinato, la violación, la pederastia…, anula la personalidad de quien lo comete al romper el principio de socialización, interiorización de los patrones morales, en un sentido, por su irreversibilidad, que no puede ser integrado dentro de la trayectoria vital como un error. Es por ello que si el criminal tomase plena conciencia del alcance de su acción, no podría seguir viviendo. Esto se pone de manifiesta precisamente en la contradicción que existe entre la concepción de las penas, en nuestro ordenamiento jurídico, como orientadas a la reinserción, y el reconocimiento de que culpables de crímenes como los que he referido anteriormente no pueden ser reinsertados (López Aguilar manifestaba esto en relación a De Juana Chaos, y hemos visto los malabares para conseguir mantenerlo en prisión).

  17. Bueno, de momento vamos a dejarlo aquí para no prolongar indefinidamente esta participación (muchas gracias a Pontifex por su comentario, soy primerizo en esto de los foros).
    Lo que buscaba mostrar es que los razonamientos de Xman se asientan en dos errores: 1º entender que los razonamientos de Bueno son coincidentes con los de la derecha; 2º considerar la ideología de Zapatero como de izquierdas.
    La primera cuestión es la razón por la que he intentado exponer, lo más brevemente que me ha sido posible, los contenidos de algunas posiciones políticas de Bueno. Me parece que la argumentación del post de Xman está montada en el vacío en la medida que no penetra realmente en la doctrina ¿tiene algo que ver criticar al nacionalismo periférico por desviar la atención del conflicto entre intereses de clase y por ser funcional a los intereses franco-alemanes en detrimento de los españoles, con las críticas que hacen sectores derechistas (derechistas españolistas, porque no me parece que los nacionalistas, al menos CIU o el PNV sean menos de derechas que ellos, más bien al contrario)? ¿Tiene algo que ver la crítica a la ideología de Zapatero o a la de quienes se manifestaban contra la guerra, cuyos contenidos he resumido, con la que hace el PP? La realidad es que para sostener esas posiciones hay que servirse de los medios de comunicación de la derecha tradicional, en los otros, en la práctica tan de derechas como estos, estamos de antemano vetados. Pero si se analizan los contenidos de la crítica, al margen de que por supuesto sean discutibles (si no pensara que no lo son no escribiría aquí, evidentemente), no me parece de recibo confundirlos sin más con lo que dice la FAES.
    La segunda la discutiremos más adelante si ustedes lo estiman oportuno. Simplemente señalar otra vez el abandono por parte de todos los partidos socialdemócratas europeos de su doctrina original, determinado por la forma en que han engranado con los procesos políticos de las últimas décadas, y la asunción par parte de los mismos de políticas en lo relativo a los ámbitos social y económico, que en nada o en muy poco se diferencian de las que practican los partidos conservadores ¿qué tiene que ver Zapatero con Largo Caballero o con el propio Pablo Iglesias?

  18. Veamos. Gustavo Bueno es de derechas es una teoría. La discusión sobre si verdadera o falsa no es lo que está en juego. Entre otras cosas porque, desde Godel, no se puede afirmar que una teoría sea cierta. Sólo se podrá demostrar que es falsa. Pero esa no es la cuestión. La cuestión es si es o no útil. Usted, Antón, versado en epistemología estará de acuerdo conmigo.

    A modo de ejemplo uno estudia mecánica newtoniana basado todo en manifiestas falsedades:

    1.- todo está basado en masas puntuales, algo que, físicamente no tiene sentido (las masas infinitas no existen).

    2.- la continuidad exigida en las integrales carecen de sentido porque supone que siempre puedo hacer pequeño el espacio y todo será homogéneo, sabiendo que la propia existencia de los átomos impide esta cuestión.

    Sin embargo esta mecánica (que además se sabe limitada) sigue estudiándose. ¿por qué? porque es útil.

    Expongo todo esto porque la afirmación GUSTAVO BUENO ES DE DERECHAS es una afirmación útil porque explica muchas cosas. Pero no sólo eso. Explica incluso cosas que todavía no han ocurrido. Y esa es la única forma de validad la fortaleza de una teoría.

    Validemos la teoría de dicha información. Es muy fácil. Si es correcta, afirmo que el próximo titular que el bueno de don Gustavo acuñe en los medios de comunicación en relación a la política será para criticar a la izquierda o sus postulados o para alabar a la derecha o sus postulados. Pero no sólo eso. Afirmo lo mismo para los próximos, digamos, 10 titulares.

    No tenemos más que esperar. Si se cumple, mi teoría es útil. Si no, será incierta e inútil.

    Saludos.

  19. Pues no, me temo que no estoy de acuerdo en absoluto.

    El teorema de la incompletud de Gödel establece que en todo sistema axiomático capaz de contener la aritmética elemental pueden construirse proposiciones no decidibles, esto es, proposiciones cuya verdad o falsedad no puede ser demostrada dentro del propio sistema; esto constituyó una contrapisa fundamental para el formalismo hilbertiano y para el programa logicista del Círculo de Viena. Pero de ahí a que ninguna teoría pueda ser considerada como verdadera… eso me parece descontextualizar un teorema lógico-matemático y desquiciarlo, un poco a la manera de quienes se sirven del Principio de Incertidumbre para concluir que todo es relativo. Lo que queda en cuestión con éste y otros asuntos son las concepciones de la verdad propias del Positivismo Lógico.

    Parece que tras el inicial empirismo del que Xman hizo gala en la contestación a mi segunda intervención, donde señalaba que el derechismo de Bueno radicaba en criticar siempre a “los mismos de la misma forma” (de la forma en que he expuesto ya suficientemente, me parece, sin que se me haya indicado ni por asomo qué hay de derechista en ella), de lo que se infería que no acometía un análisis desprejuiciado de los hechos sino que buscaría justificar sus argumentos sirviéndose de una hipótesis previa, se desplaza ahora a una suerte de híbrido entre utilitarismo epistemológico y falsacionismo (predicción definida, implicada por la teoría, susceptible de contrastarse empíricamente).

    No sé si la teoría es útil o no; desde luego a Xman le es muy útil para afirmar su diagnóstico, rehuyendo nuevamente indicar dónde está el componente derechista en las posiciones del Materialismo Filosófico que he expuesto.

    Al margen de esto, esas predicciones acerca de los titulares de prensa ya han tenido algunos contraejemplos en los últimos tiempos, con lo que si ahora concediésemos aceptar el análisis falsacionista que nos ha parecido ofrece Xman, tendremos que considerar la teoría falsada y por tanto falsa, a no ser que se nos presente una hipótesis ad hoc convincente para eludir el “asesinato de la teoría por el hecho”. Señalemos dos:

    – Cuando el gobierno Revolucionario Cubano ejecutó hace dos años a un par de sediciosos (como debe ser), Gustavo Bueno afirmó al ser preguntado por la Nueva España que “criticar a Cuba es de caraduras” (la ¿izquierdista? Amelia Valcárcel, insigne consejera de estado, pretendida aristócrata y feminista con chacha, afirmó por el contrario que el régimen cubano era un totalitarismo ¿no habría que concluir, según la navaja de Ockham de Xman, que es de la misma cuerda que Bush por afirmar lo mismo?).
    – Mucho más recientemente, ya hemos hecho referencia a ello, Bueno manifestó su apoyo, en las Jornadas de Filosofía de Gijón, a López Obrador. En contraste con el linchamiento mediático a que los medios de PRISA lo someten ahora por resistirse a aceptar lo que considera un pucherazo electoral ¿quizás por las relaciones del PSOE con Carlos Slim?

  20. Veamos. Mi óptica no es el empirismo, sino la interpretación del obvismo (la manifestación de lo obvio) a través del surrealismo debido a mi tendencia al aturdismo (una sensación de irrealidad cuando uno se encuentra con esperpentos cotidianos).

    Esa óptica es la que me hizo escribir el presente escrito y otros como

    https://tetraedro.wordpress.com/2006/06/07/el-hombre-que-confundio-a-su-mujer-con-un-sombrero/

    https://tetraedro.wordpress.com/2006/11/09/bajo-la-extrana-mirada-del-siluro/

    interesándome en la irrealidad manifiesta de los protagonistas.

    A tal fin me aturde profundamente la deriva de Gustavo Bueno, esa deriva que le transmutó de filósofo a, digamos metafóricamente, vedette de la filosofía y esa desazón es la que manifiesto en estas líneas.

    Esa extraña deriva supone, entre otras cosas, una clara obsesión Buenista contra la izquierda de este pais. Los ejemplos que usted me pone (Cuba, López Obrador) no pertenecen a la política nacional y, por tanto, quedan excluido de una de sus obsesiones. Pero no de la principal: de su “vedettismo”.

    Esa extraña y silente obsesión es la que supongo ocupó su mente cuando, para estupor y horror de educadores y padres, el bueno de don Gustavo dedicose a participar en tertulias televisivas defendiendo el bodrio de Gran Hermano, cuyo culmen supuso exponer su teoría GranHermaniana en un medio del nivel intelectual del Interviú, puede usted seguir este “buenismo” desde su propia fundación:

    http://www.fgbueno.es/gbm/gb2000gh.htm

    Gustavo Bueno está obsesionado. Necesitado de titulares. Huérfano me atrevería a decir. Y esa obsesión, no sé porqué, está claramente relacionada con un posicionamiento con la facción más rancia del derechismo español, algo que me aturde y manifiesto.

    Usted me aporta elementos y puntos de vista ciertamente interesantes, pero no me despeja la obviedad de la obsesión derechista de Gustavo Bueno. Usted no encuentra válidos mis argumentos pero, por contra, los suyos me parecen los de alguien que, acostumbrado a mirar con mucho detalle, se olvidó que con un microscopio no se puede leer un libro. Porque sabrá el contenido de la celulosa del papel, pero no lo que está escrito.

    Y lo que está escrito es diáfano: Gustavo Bueno ha sufrido una deriva de derechas.

  21. Xman:

    El problema no es sólo que haya sufrido una deriva, sino que parece que hay gente que no lo ve.

    Y no es que no apoyara la guerra, sino que justificaba que un Estado invadiera otro :

    http://www.fgbueno.es/hem/2004f12.htm

    Y en cuanto a lo que comenta sobre Zapatero y su oposición ala Alianza de Civilizaciones, que consiste en crear un espacio de diálogo, cooperación e intercambio de ideas, me resulta bastante curioso que se oponga a lo que es la base de la filosofía, la discusión de las ideas.

    Claro que también podemos llevar su filosofía a la praxis e invadirle su Fundación basándonos en sus propias palabras:

    Pero ¿con qué derecho? Con el derecho de la fuerza. No es derecho natural, no vale eso de ser el primer ocupante. ¿Por qué tiene más derecho el primer ocupante que el segundo?

    Seguro que lo entiende :-))

    ¡Salud!

  22. Así que los ejemplos que le pongo, señor Xman, no pertenecen a la política nacional y por tanto quedan excluidos de sus obsesiones; así que todos los contenidos doctrinales que he venido exponiendo, precisamente a los que se alude para certificar el supuesto derechismo, crítica a ZP, posición frente al nacionalismo, análisis de la guerra,.., al objeto de mostrar su inequívoca filiación marxista –un marxismo eso sí, pulido de la noción del proletariado como clase universal y de las tentaciones antropocéntricas de la dialéctica de la naturaleza engelsiana-, no pasan de ser meras apreciaciones de detalle que pierden el mapa general, en el que se lee, de forma diáfana, derechona. Curiosa derechona ésta: atea, materialista, marxista…

    Me recuerda esta salida suya la celebérrima anécdota del médico hipocrático que, al serle comunicado el fallecimiento de un paciente en el que había volcado todos los recursos de su ciencia, de cuya efectividad estaba plenamente convencido, exclamó: “el cadáver miente”.

    De modo que esa obsesión silente ¡oh, pobre desdichado! pudriole el magín y convirtiole en una vicetiple cualquiera… ¿se da cuenta de que su argumentación no es más que un burdo psicologismo que obvia absolutamente, encapsula, los razonamientos ‘buenistas’ que he resumido? Yo no tengo su facultad, Xman, para penetrar en el recinto intracraneano, para bucear en lo más profundo y oscuro de la psique, por lo que ignoro los condicionamientos psicológicos, los estados anímicos del autor, fuera de lo que pueda desprenderse de su producción. Me limito, en esta discusión, a seguir y reexponer los argumentos de Bueno, y señalo nuevamente, apoyándome en todo lo que ya he escrito, que nada tienen que ver sus análisis y sus posiciones con los del PP, más allá de ciertas coincidencias puntuales y coyunturales. Coincidencias puramente fenoménicas que se deshacen al examinar y contrastar los razonamientos que sustentan a cada cual. Poco me importan en este asunto las motivaciones psicológicas de Bueno, pues ellas, aún en el caso de tratarse de maliciosas obsesiones, o de la frustración que podría derivarse, pongamos por caso, de tener la poya chica, difícilmente podrían explicar sus teorías, ya se sabe “el sentimiento hace cantar a los poetas y aullar a los perros”.

    Dice usted que la tal obsesión le lleva a atacar sin mesura a la izquierda española… ¿y esa quién ye?

    Vamos a ver, las diferentes izquierdas no se reconocen como tales entre sí: el anarquismo tildó al comunismo soviético de capitalismo de estado, y al socialismo en general como autoritario; el comunismo reputó al anarquismo y a la socialdemocracia como movimientos pequeñoburgueses… están siempre a hostias, y por ello grupos anarquistas y grupúsculos troskistas, siempre tuvieron a Bueno por personaje de derechas, debido a su defensa de la URRSS (Ahora se les unen los nacionaliegos que lo llaman nazi por no reconocer el origen celta de la ‘raza’-ellos dicen identidad- asturiana). Desde nuestra perspectiva, el Materialismo Filosófico, podemos reconocer a estos movimientos como izquierdas en la medida que cabe interpretarlos como valores de una función genérica, cuyas características serían el racionalismo, proyecto de reorganización social que excluye cualquier componente revelado, praeter-racional, y el universalismo. Sentado esto, es preciso no perder de vista que las izquierdas son elementos políticos fruto de unas condiciones históricas muy precisas, y sujetos por tanto a evolución y degeneración. Así, desde un primer nivel de oposición entre derecha e izquierda, nucleado por la contraposición entre soberanía nacional y absolutismo monárquico, se pasa, al consumarse las revoluciones burguesas y manifestarse las contradicciones del capitalismo, a un nuevo nivel que se dibuja a una escala estructural: la oposición entre capitalismo, que será ahora la derecha (una derecha que ha asumido gran parte de los planteamientos de la primera izquierda) y socialismo; quedando sin embargo los movimientos anarquistas, con gran peso social en España, orbitando en torno a una afirmación del individuo frente a las entidades suprasubjetivas (el estado, el partido…).

    “¿A qué este royo?”, se preguntarán seguramente ustedes.

    Pues bien, la cuestión a mi juicio, retomo lo del DERECHISMO DEL PRI$OE, es que tras el desplome de la URRSS la oposición izquierda / derecha ha quedado desdibujada en el contexto europeo, se ha hecho superflua; de la misma forma que Lenin o Mao la juzgaron superflua en la URRSS o en la República Popular China respectivamente. Ya habíamos señalado anteriormente, y esto sí que es un hecho comprobado e indiscutible, que los partidos socialdemócratas a lo largo del siglo XX van negando su núcleo izquierdista, el revisionismo, al asumir, ya como fuerzas de gobierno, la democracia real con su base material, el capitalismo, y confluir en sus programas políticos en lo tocante al plano económico y social con las derechas. Con la desaparición de la URRSS se hunde la última izquierda definida, una izquierda que además operaba desde una plataforma estatal, lo que arrastrará a los antiguos partidos comunistas a asimilarse al nicho ideológico dejado por los ex-socialdemócratas, incorporando elementos de raíz socialcristiana y ecologistas (la penetración de grupos de Acción Católica dentro de las izquierdas españolas a lo largo del siglo pasado es constante desde principios de los cincuenta). La consecuencia es la pérdida del parámetro estatal, de la transformación socialista, para desplazarse el izquierdismo a un plano indefinido, la vindicación de la paz, la libertad, la naturaleza y demás ideologemas huecos que se dibujan más a escala ética que política.

    La única manera de romper esta situación sería la consolidación de una nueva generación de izquierdas que volviera a polarizar la oposición izquierda derecha en el plano estructural. Eso es lo que parece poder ocurrir en Hispanoamérica, que se ofrece como una plataforma transnacional dotada de una homogeneidad cultural y lingüística; por ello, no es baladí el ataque por parte de la ex-socialdemocracia del viejo mundo a Obrador o a Castro, sino un indicador de su verdadera condición (por supuesto, la política de ZP en Hispanoamérica es a todas luces mucho más adecuada que la de Asnar; algo bueno tenía que tener, aunque ahí funcionan más bien imposiciones por la situación internacional de España –por ejemplo, el régimen franquista rompió el bloqueo a Cuba, como el de Perón rompió el que le habían impuesto a España- más o menos maquilladas después).

    Por tanto, nada de obsesión con ‘la izquierda’, sino crítica, para desenmascararlas, desde unos criterios filosóficos que estaban ya esbozados en los setenta y que han sido coherentemente desplegados, a una DERECHA VERGONZANTE, que ha puesto en marcha, al alimón con el PP, la reconversión industrial, la liquidación paulatina de las conquistas de las clases trabajadoras y que ahora se afana en desguazar la educación universitaria (con el EEEs) como ya hizo con la secundaria, y a un IZQUIERDISMO INDEFINIDO QUE SUSTITUYE EL HISMAT Y EL DIAMAT POR “IMAGINE ON”, PACEM IN TERRIS Y EL VATICANO II.

  23. Mientras le respondo (necesito tiempo para digerir tanta información) iba a ponerle un enlace a un foro en el que precisamente se escribió un artículo cuyo título coincide con el que yo hice: Gustavo Bueno y el pensamiento Malicia:

    http://www.xega.org/foro/read.php?1,2301,2898

    Sin embargo, deduzco que ya conoce dicha discusión y que también participa en la misma, pues he encontrado su nombre “Antón de la Cabornia” aunque no el post que supuestamente habría escrito, salvo que, en ese otro foro, firme usted como Antonia la de la carga de leña…

    En todo caso un único apunte y a tenor de la expresión “ye” por “es” que me presupone a juzgarle asturiano y conocedor de otra de las obsesiones del señor Bueno: Amelia Valcárcel. Según usted dijo:

    >
    >
    Cuando el gobierno Revolucionario Cubano ejecutó hace dos años a un par de sediciosos (como debe ser), Gustavo Bueno afirmó al ser preguntado por la Nueva España que “criticar a Cuba es de caraduras” (la ¿izquierdista? Amelia Valcárcel, insigne consejera de estado, pretendida aristócrata y feminista con chacha, afirmó por el contrario que el régimen cubano era un totalitarismo
    >
    >

    Amelia Valcárcel es otra obsesión buenista, por eso Gustavo Bueno contradice a Amelia más por obsesión que por razonamiento.

    En cualquier caso leeré con detenimiento sus argumentos y contestaré en caso de organizar adecuadamente los míos.

    Saludos

  24. ¿Gran Hermano es un bodrio? ¿Por qué? ¿Desde qué criterios? A mi entender, aparte del interés, como indicador sociológico, que tienen las audiencias, GH ofrece la posibilidad a un equipo de psicólogos de realizar un experimento controlado y abierto al espectador, que participa evaluando algo en lo que todo dios es perito, los comportamientos éticos o morales, donde se estudia la conducta de un grupo de sujetos minuciosamente seleccionados (un año un transexual, otro una legionaria, un chulo, un gochu…). Es un programa de divulgación científica, aunque desde la primera edición se ha ido montando un circo hilarante en torno suyo… pero se ha ido montando porque vende, y por qué vende…he ahí el interés sociológico.
    Que Bueno se dedica al vedetismo por salir en la tele, dirigiéndose al inmundo vulgo, en vez de restringirse a la excelsitud de los foros universitarios, genuinos administradores de la sabiduría. Pues yo digo que no, que lo que hace saliendo en la tele es aquello de volver a la caverna, para difundir al gran público, con mejor o peor fortuna (adaptar el registro al medio en que habla no es desde luego algo que se le dé), sus análisis y consideraciones. En fin, a Sócrates le dieron cicuta y a Bueno sólo lo insultan, algo es algo.
    Que educadores y padres se escandalizaron… pues mejor les estaba escandalizarse ante basura fabricada como Cuarto milenio, el programucho aquél del J.J. Benítez, que para más INRI lo producía TVE (con el PP, por cierto), ante los horóscopos, los adivinos… y toda la basura irracionalista que trisca por periódicos y medios de comunicación. Ya puestos, a mí sí que me escandaliza que programas, en principio de divulgación científica, como REDES, den pábulo a falsarios perfectamente desenmascarados como el Uri Geler (se hacía eco de ello la Revista el Escéptico, que supongo conocerán, ya he visto que ponen en los foros muchas cosas de divulgación, muy interesantes por cierto, http://www.el-esceptico.org/n2/geler.htm).

    He tenido ocasión de leer alguna obra de tres de los más destacados miembros del comité de expertos ese que se creó para evaluar la televisión y proponer un proyecto de TV pública. Se trata de tipos completamente analfabetos fuera del estrecho margen en que se supone son especialistas, que hacen una utilización pedantesca y ortopédica de vocabulario y contenidos filosóficos, y cuya producción, cuando va más allá de la pura doxografía, no reúne ni los mínimos requisitos de rigor y les revela como intelectuales orgánicos del capitalismo y de la democracia real. Uno de ellos llevaba a gala no tener televisión desde hace años ¡menudo filósofo! Si la televisión es el principal medio de comunicación, uno de los principales mecanismos de conformación ideológica y de difusión de propaganda, tanto política como mercantil, además de ser un indicar de las tendencias e intereses de la sociedad, pues a fin de cuentas lo que da la tele es lo que tiene audiencia, o lo que se espera que llegue a tenerla ¿qué clase de filosofía o de análisis social o político puede hacer un tío que no la ve –suponiendo que sea verdad-?

  25. En efecto, soy asturiano (de una zonar rural además) y participé en el Foro de XEGA como Manín Enfocicáu (Antonia es otro materialista, no yo). Lo que se decía ahí ya era muy grave como para dejarlo pasar: que si Bueno defendía el maltrato a las mujeres, si era nazi y homófobo…entraba dentro del ámbito de lo denunciable.
    En el caso de amelia lo de la obsesión es al revés. No voy a entrar en críticas personales sobre el comportamiento de esta señora porque no procede, estamos discutiendo sobre teorías; pero a nivel profesional he de decir, también he leído a Valcarcel, que se trata de planteamientos sumamente endebles y que en su especialidad, que es Hegel, no tiene ningún reconocimiento por parte de los entendidos. A Bueno se le pueden criticar multitud de cosas, pero nadie discute su solvencia filosófica ni sus conocimientos, no es el caso de doña Amelia.

    A pi3,1416 le contestaré otro día, poque hoy no tengo ya tiempo, y procuraré responder entonces a su réplica.

  26. Las teorías (pragmáticas o no, renovadas o no, explicadas o no) se ponen a prueba con los hechos:

    http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=1487&pIdSeccion=42&pIdNoticia=472845

    si el bueno de don Gustavo es Marsixta, quizás en esa lógica Franco también lo fuera, ya que es lo que defendió en este debate, como puede ver cualquiera (cualquiera que no use el recurso de negar lo evidente).

    Así pues, noticia número 1 en medios de comunicación de Gustavo Bueno: Bueno se alinea con la dictadura franquista. Tendré que revisar mis nociones (reconozco que no muy amplias) sobre el marxismo.

    Saludos.

  27. Perdón, quise decir “Marxista”

  28. Pues da la casualidad de que asistí al debate.
    Dejando aparte que Abel Paz, quien inició su intervención comentando que la juventud de hoy es analfabeta, lo que se demostraba por la cara que ponía la gente ante sus libros (se refería a unos libros que había expuesto previamente; ingenuo de mí le compré uno, me apeteció exigirle que me devolviera el dinero, aunque como soy algo menos imbécil que él me lo leeré y todo), hizo una defensa de la II República, con lo que demostró tener un conocimiento muy deficiente del propio papel histórico de los anarquistas: se opusieron a la república, igual que los comunistas, hasta la formación del Frente Popular, primera vez que participan en unas elecciones, por considerarla, con razón, un régimien burgués. Por cierto que no parecía sonarle a este hombre lo de Casa Viejas y el famoso “tiros a la barriga”. No digamos ya lo de un anarquista criticando a franco por golpista ¿cómo se entiende que alguien que está en contra del estado lo critique por golpista, que es concepto que remite a un ordenamiento jurídico?
    Lo que dijo Bueno es que sería un golpista con respecto a la legalidad republicana, pero que esa argumentación no era aceptable a efectos históricos puesto que desde perspectivas materialistas todo sistema legal expresa un equilibrio de fuerzas que arrastra, al modificarse, la caída de esa legalidad en favor de otra -interpretación proveniente de Hobbes, Espinosa y Marx, se ponga usted, los anarquistas y quien sea como se ponga.
    Históricamente a Franco habrá que definirle como derechista, que lo era claro, senalar su vinculación con Estados Unidos e Inglaterra a partir del 42, etc…
    Lo de Cerezo y Galán lo sacó Bueno, no Paz como equivocadamente trae la noticia, y dijo “Bien fusilados estaban, pues POR ESO SON HÉROES (esto no sé por qué el periodista no lo transcribió), sabían a lo que se exponían”. Desde la legalidad de la restauración era un delito de rebeldía.
    Ya he explicado la posción de Bueno, precisamente lo que viene en un capítulo del último libro (mensaje 12, por si les interesa). Que con el franquismo, con la llegada de los ministros opus-deístas y la intruducción de los planes al desarrollo, se produce la industrialización del país, se crea la seguridad social (para evitar la conflictividad social, como en el resto de europa, no porque fueran más buenos o más malos), se incrementan las rentas y se incorpora masivamente la población a finales de los 60 a la enseñanza media y superior (por la necesidad de formar a técnicos, ingenieros, médicos y profesiones liberales…etc) y se llega al décimo puesto de los países industriales, es un HECHO HISTÓRICO ¡lea a Tuñón de Lara, Tussel, Reig Tapia y a quien le de la gana y verá como lo reconocen! A ver si ahora va a resultar que estos son también franquistas. Lo del atraso de 200 años es una patochada, hay efectivamente un retroceso notable a raíz de la guerra, del que se tarda en salir por la política errada en materia económica de los falangistas, la exclusión del Plan Marshall…, pero en el año 55, y desde luego a ello contribuyeron los emigrantes, se recupera la renta del 36. Por cierto que esto lo apuntó en el debate Laso Prieto.
    Lo que dijo Bueno de la guerra, de lo cual el articulista no ha contado nada, es que había por un lado que considerar el enfrentamiento clasista de una serie de grupos con intereses irreconciliables, jornaleros, terratenientes, burguesía urbana, proletariado…, y por otro lado incardinar ese conflicto en los conflictos entre estados, entre las potencias del eje, la URS e Inglaterra y Estados Unidos. Esto últimos países apoyaron soterradamente al franquismo por su carácter anticomunista, y el franquismo se iría acercando hacia posiciones atlantistas.
    Si esta interpretación de la Guerra Civil, junto con la crítica al formalismo legalista (desconectar la ley de la materialidad de la que se predica) y al eticismo (hay que acusar a Pinochet por su terrorismo de estado, naturalmente, pero eso no es explicar su papel histórico como tampoco lo es en el caso de Franco; sise pone la explicación a ese nivel pues podríamos equiparar a la Unión Soviética o a China, como hacen los liberales, con la Alemania Nazi; aunque ni a ese nivel son equiparables) le parece poco marxista (línea leninista concretamente) pues sí, desde luego debería repasar sus nociones de marxismo.
    A Paz le escandalizó mucho también que Bueno dijera que la Revolución del 34 era un ataque a la legalidad republicana. Nueva incongruencia, claro que era un ataque a la legalidad, y a mucha honra, los comunistas y el sector largo-caballerista querían transformar la república burguesa en una república soviética, como manifiesta el propio Largo), incluso quienes querían frenar un posible golpe derechista a los Dolfuss por Robles o quienes entendían que éste quería destruir la república socavaron la legalidad, pues éste había ganado las elecciones y constitucionalmente podía entra en el gobierno. Para quienes no somos formalistas legalista a lo Pío Moa, el que la legalidad se quebrase o no no nos escandaliza… de hecho, lo que se le puede criticar en términos históricos y políticos a los revolucionarios es que no triunfaron y que calcularon mal sus fuerzas.
    El problema aquí lo tiene el PSOE, que desde su ideología actual no puede asumir el alcanze del papel histórico de sus dirigentes: la amenaza de muerte a Maura por parte de Iglesias ante la perspectiva de que volviera a formar gobierno poco después de la semana trágica, o el cargo de consejero de estado que ocupó Largo en los primeros años de la dictadura de Primo (dato convenientemente suprimido en la historia del PSOE que hace ya tiempo se pasó por la tele). Yo no critico, ni mucho menos a Iglesias o a Largo por esto, me parece una muestra de funcionalismo político, un par de actuaciones orientadas a por los intereses de las clases trabajadoras, como tampoco critico, fuera de lo ya dicho, la Revolución del 34.
    Por último, los autores a los que citó Bueno, y cuyas obras toma como referencia en este tipo de análisis, fueron Enrique Moradiellos y Tuñón de Lara. Si le parece que le miento léáse los artículos de Bueno sobre el 34 o el capítulo del libro de Alicia y así de paso podrá criticar con conocimiento de causa y no a través de titulares de prensa bastante tendenciosos: acaba diciendo que el público aplaudió a Paz; le aplaudió un sector del público que si no me equivoco debían de ser militantes de CNT…muy perdidos si es así, porque eso de darse al legalismo por parte del anarquismo ya es rizar el rizo.
    Yo no niego lo evidente, me limito a explicar lo que dice un autor que conozco bien del cual se está despotricando sin saber muy bien de lo que se habla.
    Si a usted le parece que todo lo que no sea caracterizar al franquismo como una época atávica es de derechas problema suyo; ahora bien, tendrá que arrojar al saco de las derechas a autores que, sin escatimar críticas por la dureza de la represión en los cuarenta o el carácter derechista de su ideología, pues reconocen que la industrialización de España se produce durante el franquismo y, en consecuencia la acumulación capitalista también. Lo siento pero es así.
    Una última cosa, es que he releído la noticia y no sé qué dice de que Franco frenó con la guerra la instauración de un estado libertario ¿un estado libertario? eso es algo así como nieve frita. No me acuerdo muy bien, pero creo que era que reafirmó el poder de los terratenientes y que abortó la satelización del bando republicano por Stalin. Decir que consiguió eso ganando la guerra no es decir que esté bien ni que esté mal, es analizar el efecto de esa victoria.

  29. y que conste que la biografía de Paz me merece consideración, por todo lo que ha tenido que pasar y tal (aunque no más que la de mis abuelos). Aquí estoy criticando sus posiciones políticas que me parecieron muy incongruentes.
    Hay que romper, no obstante una lanza a su favor, es cierto que la actuación y el peso social del anarquismo durante la primera mitad del sglo pasado es minimizada por parte de los historiadores y que además el patrimonio que fue requisado a la CNT y FAI por el franquismo aún no les ha sido restituido.

  30. Bueno, ya que me he puesto y que hoy tengo un poco de tiempo voy a contestar también a Pi31416, aunque brevemente.
    Suscribo esa entrevista a la que usted pone el enlace más o menos, así que para no repetir innecesariamente, decir simplemente que cuando usted se escandaliza por lo de que justifica que un estado invada a otro me parece que está ejercitando una perspectiva legalista similar a la que le he imputado a Paz.
    La acotación de un territorio por parte de un estado, al que es siempre cosustantcial una dialéctica de clases, o por parte de una sociedad en general, desde una perspectiva materialista (apoyada, insisto, en Hobbes, en Maquiavelo, en Espinosa, Marx..), se apoya en su capacidad bélica o sencillamente en su fuerza para defenderlo o preservarlo de otros grupos.
    El que un estado invada a otro obedece a intereses materiales, no a cuestiones psicológicas como que unos sean buenos y otros hijoputas. Y si reconocemos que toda legalidad es función de un equilibrío político y que para ser efectiva debe haber un poder ejecutivo que la imponga, pues resulta que la legalidad internacional en la práctica será efectiva si los países más poderosos la acatan, sino se queda en papel mojado. Invocar la legalidad fuera de estas condiciones lo puede hacer con coherencia el Papa, porque para él la ley humana es un reflejo de la ley divina, perfecta y eterna. Pero para los que somos ateos tal cosa es pura metafísica.
    Ya sé que suena muy feo, me gustaría pensar que todo se resuelve hablando y sonriendo, y que los problemas y las injusticias (según nuestro concepto de justicia) se deben simplemente a la mala fe y no a circunstancias que están por encima de los sujetos…pero que le vamos a hacer, el mundo es una puta mierda.

    Y en cuanto a la Alianza de Civilizaciones, si se lee usted a Huntington verá que, a pesar de lo que pudiera parecer, su tesis del choque de Civilizaciones no difiere mucho de lo de nuestro presidente: el ex-asesor de estado de la Casa Blanca considera que hemos de ahondar en la comprensión entre civilizaciones para solucionar los conflictos (es la conclusión de su artículo del 93 ¿Choque de Civilizaciones?).
    Lo de Huntington se trata de una hipótesis explicativa pensada para hacer análisis político, totalmente idealista: define civilización como le da la gana (la forma más amplia de cultura con que un sujeto se identifica, Occidente, Confucianismo, Islam…) excluyendo los factores económicos e ideológicos; establece cortes totalmente artificiosos en las épocas históricas como consecuencia de lo anterior, de tal forma que durante la Guerra Fría la fuente de conflictos era la ideología y ahora pasa a ser la civilización y dentro de ella, como rasgo suyo, los componentes religiosos (¿no son en gran parte ideología las religiones?).
    El diálogo requiere uno mínimos ideológicos comunes previos, de otra forma es imposible; además si partimos de unas causas materiales como fuente principal de los conflictos, pretender resolverlo con reuniones periódicas es puro idealismo y de la peor estofa. La Alianza de las Civilizaciones es una forma pomposa de denominar a estrategias diplomáticas similares a las que se vienen utilizando desde hace lustros. Además los propios miembros del GAN han reconocido que los resultados en el último año han sido más bien pobres.

  31. En primer lugar, gracias por la versión de los hechos en dicho debate que supongo es más acertada que la mostrada por La Nueva España (es realidad es cierto que los periódicos suelen publicar situaciones de “acercamiento” a la realidad que no se les parece ni por asomo).

    De todas maneras lo que más me llamaba la atención de aquella noticia era el transfondo que permitía leerse en el periódico y que era lo comentado por la gente (observación personal) según leía la noticia: Gustavo Bueno chochea (algo que, en todo caso, permanece difuminado en toda esta discusión).

    Me llamaba la atención porque el periódico de derechas La Nueva España hace gala de una exaltación personal con ciertos sujetos, uno de ellos Gustavo Bueno (dicho sea de paso me parece excelente en el caso de Bueno porque, coincidente o no con sus argumentos, es positivo que un periódico siga a una persona dedicada a la cultura en estos tiempos que corren).

    Hoy La Nueva España ya vuelve a su cauce con este artículo:

    http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=1491&pIdSeccion=42&pIdNoticia=474231

    y con la disculpa de la presentación de un libro de un señor de derechas que escribe habitualmente en LNE nos da una entrega de la particular visión de la realidad política de Don Gustavo.

    El segundo titular es terriblemente adecuado para el guiñol:

    “El filósofo, que presentó en Covadonga el libro sobre Pelayo de José Ignacio Gracia Noriega, opina que «el dios musulmán es insoluble en agua bendita»”

    y en general el resto de cosas que comenta Gustavo me parecen estereotipos de rancia derecha.

  32. Pues qué quiere que le diga, esa lectura de Covadonga es típica de Sánchez Albornoz, y desde luego me parece que no se puede minimizar la incidencia de la ideología de la reconquista, puesta en marcha con Alfonso II y después con las crónicas de Alfonso III, en todo el proceso que culmina en la constitución de España como sociedad política. En realidad la historieta franquista, si es a lo que se refiere con rancia derecha, presenta a España como una unidad de destino (concepto importado de Alemania por Ortega) que se retrotrae incluso a los tiempos pre-romanos, llegando a presentar a Viriato, a Séneca o Trajano como españoles; un anacronismo absolutamente risible que hoy se detecta en César Vidal, el protestante con conspiranoia (por lo de los masones, que le fusila a de la Cierva), cuando habla de la invasión musulmana como si hubieran invadido España, confundiendo el concepto político con el geográfico en la línea de aquel discurso de Asnar en George Town.
    Sí me gustaría matizar las referencias a los musulmanes porque aunque la ideología yihadista ni mucho menos ha surgido ahora, en realidad es un componente muy asentado en algunas de las ramas del Islam, no se puede negar tampoco que el auge de la misma se deriva de la reacción a las políticas americanas o en algunas comunidas de una situación social depauperada. En este sentido el libro de Arístegui, que al margen de la absoluta discrepancia política por mi parte y de que no es ateo (con lo que se suma a la murga de distinguir y ensalzar al islam bueno y moderado frente al fundamentalista) me pareció un libro bueno que aporta datos muy interesantes, señalaba que la monarquía saudí sufraga a una serie de instituciones benéficas que se encargan de proporcionar servicios básicos en países tercermundistas, como mecanismo para poder difundir ideología totalmente reaccionaria.
    De todas maneras, eso de que meterse con el islam parezca hoy de por sí de derechas es muy significativo, no ya porque no haya críticas derechistas al mismo, sino porque todo el royo de tolerancia y convivencia religiosa que nos embarga tiene un carácter típicamente capitalista, muy relacionado con la postura neocolonialista de los británicos: respetar la religión y la cultura, riqueza (el Morales invocando a los espíritus… valoro positivamente su gestión política en lo que tiene de izquierdista, pero su ideología y la de Chavez, con la biblia y el crucifijo todo el día en la mano, son de vergüenza ajena) y dejar a la genta en la estupidez y la ignorancia más absolutas mientras produzcan bien y reporten beneficios.

    Desde luego que Gracia Noriega es de derechas, liberal a la Hayek concretamente, este sí que viró desde que salió rebotado del PSOE. Aunque es un tío culto y merece la pena echarle un vistazo a lo que escribe. Lo leo habitualmente y no espero demasiado del libro, por la línea de interpretación del personaje que me parece tiene; le hizo una crítica muy interesante Gómez Tabanera en la Nueva… Bueno le hace la presentación por amistad, fue alumno suyo, aunque sus posiciones son muy diferentes y antagónicas en multitud de temas.

  33. Siguiendo con el método científico hoy de nuevo Gustavo Bueno aparece en prensa en La Nueva España en el acto de presentación de algo tan “marxista” como la Fundación para la Defensa de la Nación Española (presidida por un miembro del PP, por cierto).

    No encontré el link a LNE digital, lo leí en prensa, y los argumentos de bueno eran ciertamente de peso, algo como esto:

    “Zapatero tiene el cerebro blando como el queso de Burgos” y “Rajoy sabe lo que dice”. Y cosas por el estilo.

    El método científico poco a poco arroja luz sobre la deriva derechista de Bueno. Lo obvio no se puede tapiar con vericuetos lingüisticos.

    Enlaces semejantes a la noticia que comento (si alguien encuentra el link a la noticia de hoy en LNE por favor que lo ponga):

    http://www.minutodigital.com/noticias2/3543.htm

    http://www.asturlink.com/aknoticia.php?not=18929

  34. Este es el anuncio de dicha conferencia:

    http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=1528&pIdSeccion=31&pIdNoticia=485947

    aunque no está la noticia que busco

  35. Hace tiempo que no se añade ningún comentario aquí, pero bueno, esta semana Gustavo Bueno va a pasar por el club de prensa asturiano, así que nos dejará unas declaraciones en las que podremos comprobar si defiende posiciones marxistas como alguno de los presentes defiende o si calca frases de la más rancia derecha de ES-PA-ÑA. Yo lo tengo bastante claro. El método científico es así: capaz de predecir eventos antes de que pases. Esperemos, esperemos…

  36. Bien, finalmente no logré hacerme con titulares de dicha conferencia, pero bueno, el método científico lo que tiene es que permite esperar hasta tener nuevos datos que pongan en tela de juicio las hipótesis y hoy ya tenemos nuevos datos.

    Titular de hoy en la nueva España:

    Gustavo Bueno: «El Gobierno de Zapatero tiene que ser derribado como sea»

    y subtitular:

    El filósofo asegura que comparte «el planteamiento patriótico del PP en defensa de la nación española»

    La noticia completa puede comprobarse aquí:
    http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=1576&pIdSeccion=42&pIdNoticia=501566

    y usted, querido lector, igual tiene una claridad meridiana para deducir el planteamiento marxista del señor Bueno.

    A mí personalmente me sigue pareciendo evidente la deriva clara a posicionamientos muy a la derecha de un señor que, quizás por el paso del tiempo, chochea más que otra cosa.

  37. Hacía casi dos meses que no miraba el foro y esta va a ser en principio mi última intervención. Considero que el debate ya está totalmente agotado, yo ya he dicho todo lo que tenía que decir al respecto y Xman vuelve una y otra vez a recurrir al psicologismo, la chochez, la senilidad, la malicia, haciendo caso omiso de la mayor parte de las argumentaciones que me tomé la molestia de desplegar. ¿Qué le parecería a Xman si yo despachase todo lo que dice concluyendo que es imbécil? (lo cual me permitiría, por cierto, no escribir estas peroratas; dos líneas bastarían).

    Él hace algo parecido: nos saca titulares de prensa donde Bueno, que efectivamente se ha sumado a la DENAES (muy bien hecho a mi juicio, alianza coyuntural con la derecha explícita frente a las derechas vergonzantes, que durará hasta que el PP vuelva, por las condiciones estructurales de nuestra democracia coronada, a hablar catalán en la intimidad) valora positivamente el sesgo patriótico del PP.

    ¿No he explicado ya suficientemente, mensaje 12, que la defensa de España la planteamos en términos funcionales, conjunto de instituciones que posibilitan tratar de resistir las incidencias negativas del imperialismo franco-alemán sobre diversos grupos sociales españoles, rechazando de plano (y tomando distancia con ello del fundamentalismo constitucionalista del PP o de todo tipo de esencialismo) cualquier defensa de la identidad y la unidad de España como principio autoevidente?

    ¿Que si calca frases de la derecha reaccionaria? Que yo sepa la rancia derecha son Pemán, Donoso Cortés, o, yéndose más atrás Zevallos o Rafael de Velez…, por ejemplo. ¿Qué tiene que ver el constitucionalismo fundamentalista a ultranza, el discurso del PP con eso? Las posiciones oficiales del PP, que nosotros criticamos por esencialistas en los mismos términos que criticamos al esencialismo de los nacionalismos periféricos -otra cosa será ciertos sectores de la militancia, afines a la ultraderecha-, como es evidente para cualquiera que tenga mínimas nociones de teoría política, vienen a ser refluencias del patriotismo del liberalismo decimonónico (¿hace falta recordar lo que decía Pío IX, Falange o el Franquismo del liberalismo?).

    Si queremos valorar finamente la cuestión, la cantinela de España del PP, en conjunción con los guiños a la iglesia católica (donde sale a relucir lo que queda de la derechona) es una manera de construir un discurso político que suponga réditos políticos, electoralmente, en un momento económico favorable al gobierno (un momento bueno desde los varemos oficiales de la democracia de mercado, para los grupos de poder, pero que no lo es tanto para el poder adquisitivo de la clase media baja o a efectos de condiciones laborales o sociales; pero como a Zp y a los diputados el café les cuesta 80 céntimos…).

    Sencillamente, el problema del terrorismo y el problema de España sale a colación haciendo abstracción de consideraciones estructurales, y sirviendo en buena medida como cortina de humo frente a las mismas, precisamente porque en esas cuestiones, donde se liquida efectivamente la consideración de izquierdas o derechas, el PRI$OE y el PP son prácticamente indistinguibles. Una muestra de cómo la oposición izquierda / derecha está desvanecida en el contexto europeo.

    Otra muestra dolorosa la estamos viviendo en Asturias: condena de cárcel, en un proceso plagado de irregularidades que fue incoado a raíz de una denuncia (se denunciaba el destrozo de un cajetín de electricidad) presentada por el ayuntamiento de Gijón, dirigido por PSOE e IU, para dos sindicalistas que denunciaban y trataban de oponerse al desmantelamiento de la industria naval de Gijón para, entre otras cosas, especular con el suelo ocupado por los astilleros. Huelga decir que PSOE e IU (que posee una promotora urbanística, PROGEA) están en Asturias involucrados hasta las cejas en la especulación urbanística. ¿Qué dice el método científico de Xman ante un hecho, la persecución y encarcelamiento de sindicalistas, que no se repetía desde el proceso mil uno? ¿Dónde queda aquí el izquierdismo del PRI$OE y de los porreros cristianoides unidos?

    ¿Por qué nosotros apoyamos entonces, en el tema de España, de ninguna manera en ningún otro de los temas por los que se han manifestado, al PP? Por estrategia (he aquí el leninismo), porque en la coyuntura actual cataliza una seria de impulsos que sirven parar poner coto a las aspiraciones de la burguesía del Neguri y de la alta finanza catalana, que benefician a los intereses franco-alemanes, que usan como ariete, en detrimento de las demás regiones españolas, ese órdago del independentismo (¿qué nichos económicos tendrían fuera de la economía española?) y la ficción de la opresión, que se desmonta con una mínima ojeada de historia de España en términos socioeconómicos ¿Qué regiones han sido más favorecidas que Cataluña y las Vascongadas por las transformaciones económicas de los últimos siglos? Si efectivamente quisieran irse nada mejor que dejarles marchas y reorganizar lo que quedase de España desde parámetros más racionales que los del estado de las autonomías; pero lo que buscan, entiendo, es más bien sacarnos la sangre.

    Que considera errada esta posición, me parece muy bien si me demuestra que tal estrategia no es efectiva, o sencillamente si me razona por qué no habría que defender la unidad de España, como hacen algunos defensores del independentismo catalán en términos socialdemócratas (cuyas razones me parecen erradas, evidentemente, pero ni se me pasa por la cabeza meterles en el mismo saco que a los protonazis de batasuna), o si desmonta mis consideraciones acerca del papel que juegan los grupos de poder catalanes y vascos. Lo que no voy a tolerar, lo que es una indecencia intelectual, es que pretenda asimilar nuestras posiciones a las del PP cuando he explicado muy por extenso la diferencia, incurriendo además en la falacia, me temo que por falta de formación al respecto, de identificar el discurso del PP (nacionalismo liberal, constitucionalismo) con el de la derecha negra (por mucho que mucha derecha negra se incube dentro del PP).

  38. @ Anton:
    “Considero que el debate ya está totalmente agotado, yo ya he dicho todo lo que tenía que decir al respecto y Xman vuelve una y otra vez a recurrir al psicologismo, la chochez, la senilidad, la malicia, haciendo caso omiso de la mayor parte de las argumentaciones que me tomé la molestia de desplegar. ¿Qué le parecería a Xman si yo despachase todo lo que dice concluyendo que es imbécil?”

    Bueno, en realidad sólo aplico el método científico: ver si se cumple una hipótesis y sencillamente estoy exponiendo los datos que se van sucediendo (que de momento y por cierto todos los titulares encontrados dan la razón a dicha hipótesis). Lo de concluir que soy imbécil, creo que algún amigo de vez en cuando ya me lo recuerda… 😀

    “Otra muestra dolorosa la estamos viviendo en Asturias: condena de cárcel, en un proceso plagado de irregularidades que fue incoado a raíz de una denuncia (se denunciaba el destrozo de un cajetín de electricidad) presentada por el ayuntamiento de Gijón, dirigido por PSOE e IU, para dos sindicalistas que denunciaban y trataban de oponerse al desmantelamiento de la industria naval de Gijón para, entre otras cosas, especular con el suelo ocupado por los astilleros.”

    Este tema que comentas es interesante por la aparente contradicción, de hecho ya lo denunciamos (lo denuncié) aquí y expresamos nuestro apoyo a estos sindicalistas y a la representante de SUATEA en otro incidente allí, ya ve, aquí no siempre coincidimos con los mismos:

    https://tetraedro.wordpress.com/2007/02/20/gijon-sus-penes-y-sus-dos-cojones/

    “Lo que no voy a tolerar, lo que es una indecencia intelectual, es que pretenda asimilar nuestras posiciones a las del PP cuando he explicado muy por extenso la diferencia”

    Pues sería extenso, pero no claro, porque yo personalmente sigo viendo que las posiciones son las mismas. Quizás el camino seguido sea distinto pero si al final se dice lo mismo una y otra vez… es que las posiciones, sencillamente, son las mismas.

    Saludos.

  39. Bueno, no todos opinan como yo de Gustavo Bueno, incluso parece ser que le dan algún premio, en este caso un ladrillo rosa que le concede xega:

    http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pNumEjemplar=1682&pIdSeccion=35&pIdNoticia=534648

    desde aquí nuestras felicitaciones al ex-filósofo por tan merecido logro.

  40. Las críticas de Bueno al matrimonio homosexual se referían al concepto, no a la institución que se venía llamando unión de hecho o unión civil en otros países donde ya existía. Únicamente en España y Canadá, si no me equivoco se llama matrimonio. Y además eran una ejemplificación del subjetivismo de los ex-socialdemócrates que en este caso pasa por encima de la antropología.

    Si el XEGA (¿sugerencia FSA o Andecha Astur mediante?) ha estimado oportuno concederle el premio pues muy bien, ellos mismos se retratan. En cualquier caso no estaría de más recordar que Bueno, amigo personal del malogrado Fernando Claudín, fue uno de los primeros en criticar públicamente la consideración de la homosexualidad como una enfermedad a finales de los setenta. Uno de sus hijos es homosexual por cierto.

  41. De todas maneras creo que esto que comentas precisamente incide en lo expuesto: el Bueno de antes no parece ser el de ahora.

    Lo de su hijo lo desconocía, no sabía esta circunstancia.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: