• Calendario

    octubre 2006
    L M X J V S D
    « Sep   Nov »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Categorías

  • Meta

  • Últimos Comentarios

    Amada en Los bichos del jamón
    หนังxxxxx en Experimentos sencillos para el…
    Smithd6 en Experimentos sencillos para el…
    Isabel en Michael Kiwanuka – Cold…
    juanisogempleis en Venden humo a 11,7 millones de…

La muerte de un periodista


Y Luis y yo nos parapetamos tras dos descafeinados con leche, dispuestos a enterarnos, por fin, de la razón de aquel encuentro.

Pronto se despejó la incógnita. Aznar estaba francamente molesto, qué digo molesto, verdaderamente enfadado; bueno, enfadado es poco; absolutamente indignado, pero indignado del todo, ilimitada, superlativa, apocalípticamente, con Antonio Herrero.

Por lo visto, Aznar había decidido empezar el desalojo de los parientes pobres, incluso de las habitaciones de servicio. Y el primero tenía que ser, naturalmente, ‘El primero de la mañana’. O sea, Antonio Herrero.

Llegados a este punto, el periodista homónimo a Antonio Herrero lo defendió de esta manera:

-Mira, Presidente, antes de seguir, que el malentendido no quede entre nosotros: antes me colgarán del palo mayor que traicionar a Antonio.

El presidente guardó silencio:

Y Aznar siguió sin desmentir que ése era precisamente el objeto de la cena: anunciarnos la condena de Antonio, si de él dependía, y la voluntad de salvarnos de la quema profesional a nosotros dos. Siempre que respaldásemos su postura, obviamente. O, lo que venía a ser lo mismo, siempre que no hiciéramos causa común con el condenado.

Al decirle ambos periodistas que ellos no se prestarían a defenestrar al amigo,

Entonces, Aznar, poseído por una especie de furia muscular, se levantó y empezó a pasear junto a la mesa, de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, siempre con el puro por delante, en involuntaria parodia de Groucho Marx.

En difícil situación dejaba a los periodistas de la COPE ¿cómo le transmitirían a su amigo Antonio la decisión de Aznar?

-¿Y quién se lo dice a Antonio? Desde luego, yo no. Dice LH cuando salen de la Moncloa.

No fue necesario decírselo:

Serían las seis [de la tarde] cuando sonó el teléfono. Supuse que era Luis, para comentar la cena del día anterior. Y, efectivamente, era Luis. Al principio, por la voz entrecortada, creí que no lo entendía bien. Luego me di cuenta de que no era el teléfono, ni el llanto. Era que no quería oír lo que me estaba diciendo:

-Federico… Antonio Herrero… se ha muerto.

Antonio Herrero falleció el 2 de mayo de 1998 en Marbella víctima de un accidente mientras practicaba submarinismo.

Ahora en el texto cambien Aznar por Zapatero y Antonio Herrero por Carlos Herrera por ejemplo. ¿Se imaginan las portadas de El Mundo, los monologos de Fedeguico y los agujeros negros de Luis del Pino?

Pues en ese momento no se les oyo insinuar nada… Y es que son conspiranoicos pero no tontos.. ¿o si?

Por cierto, el autor del texto es Fedeguico y pertenece a su último libro de cuyo título no quiero acordarme.

Visto en un comentario de Alaporr en Pezones Blancos.

Una respuesta

  1. me paresen itere santes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: