• Calendario

    junio 2008
    L M X J V S D
    « May   Jul »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
  • Categorías

  • Meta

  • Últimos Comentarios

    หนังxxxxx en Experimentos sencillos para el…
    Smithd6 en Experimentos sencillos para el…
    Isabel en Michael Kiwanuka – Cold…
    juanisogempleis en Venden humo a 11,7 millones de…
    maria en Experimentos sencillos para el…

La Iglesia pide que Inspección Educativa garantice que los alumnos de alternativa a la Religión pierdan el tiempo


La Iglesia reclama desde hace años a la Administración que los inspectores “supervisen” las actividades que se desarrollan durante la clase de Atención Educativa (alternativa a la Religión) porque la normativa exige que no se avance en ninguna materia incluida en el currículum, ya que entonces los alumnos que asisten a Religión estarían en desventaja. En resumen lo que la Iglesia pide es que Inspección Educativa garantice que los alumnos pierdan el tiempo y no aprendan. Es decir, usted debe pagar con sus impuestos para que los alumnos pierdan el tiempo y también deberá pagar al profesorado de Religión que entre sus funciones tendrá “vigilar” que efectivamente estos alumnos pierden el tiempo.

“En el caso de los que lleven años sin escoger Religión, o que incluso no la han escogido nunca, son cientos las horas de clase perdidas (por los alumnos) a lo largo de su escolarización: no hay que llamarse a engaño, en la llamada “alternativa”, no se puede hacer nada puesto que cualquier enseñanza que se imparta será denunciada por la iglesia con el argumento de que se discrimina al alumnado que asiste a Religión. “, extracto del texto de un dirigente del Sindicato de Enseñanza SUATEA publicado en La Voz de Asturias en relación a la noticia de que finalmente la Religión no queda fuera del horario obligatorio del Bachillerato.

En el párrafo anterior he remarcado en negrita una conclusión de lo que podríamos llamar el esperpento de la sentencia del Tribunal Supremo del 9-06-1994 en relación a la asignatura de Religión y cuyo razonamiento se remonta a los acuerdos de la Santa Sede de 1979 (se pueden descargar desde aquí estos acuerdos) y que son los que explican que, a día de hoy, ninguna asociación de padres ni ningún gobierno nacional o autonómico haya podido cambiar el estatus de privilegio (e incluso su existencia) de la asignatura de religión. Comencemos.

En Noviembre de 1995 la Confederación de Padres Laicos (CEAPA)  presenta un recurso  (recurso que perdería) contra un decreto del Gobierno Socialista en el que se obligaba a los alumnos que no recibían clase de Religión Católica a la obligación de cursar enseñanzas en la misma franja horaria. La CEAPA alegaba una argumentación muy lógica: a los alumnos que no querían cursar la asignatura de Religión se les obligaba a hacer unas actividades que no tendrían que hacer si no hubiera alumnos que decidieran cursar clase de Religión Católica. Este decreto se emitió por culpa de la sentencia del Tribunal Supremo de 9-6-1994 que, en resumen, dice cosas contra las “actividades de estudio” (la alternativa a la Religión Católica de entonces) como “Con tal aplicación, aquellos alumnos que asistan a las actividades de estudio en relación con las enseñanzas mínimas de las áreas del correspondiente curso escolar orientadas por un profesor, obtendrán razonablemente un mayor conocimiento de las materias complementarias a través de dichas actividades de estudio, que, también razonablemente ello habrá de redundar en una mejor calificación de su aprovechamiento escolar y, por ende, en un mejor expediente académico a la hora de concurrir en los expedientes académicos de los alumnos”.

En resumen: el esperpento de la sentencia del TS del 9-6-1994 viene a decir que los alumnos que den “actividades de estudio” van a aprender más que los que cursen Religión Católica y que por tanto es discriminatoria para estos últimos. Es decir, el objetivo de la Educación parece ser que no es dar la máxima o mejor educación posible para cada alumno, sino que porque hay algunos que han decidido cursar una asignatura llamada Religión (en la que la propia sentencia parece inferir que no sirve para mucho) el resto del alumnado tiene que ver cercenada su mejora educativa porque si aprende durante este tiempo discrimina a los que no lo hacen. Glorioso. Glorioso y muy educativo.

5 comentarios

  1. está bien eso, es normal que la Iglesia quiera eso pero lo hace por igualdad, fijate si són conscientes del valor que tiene la asignatura de religión que quieren que los niños que no estudian religión aprendan lo mismo que los que si lo hacen, osea, nada. Un saludo.

  2. Es surrealista.

    Me ha encantado el nombre del sindicato (SU ATEA)

  3. 😀 Pues mira que nunca me había dado cuenta de lo de SU ATEA… 😀

  4. A mi me hicieron jugar al ajedrez en esas clases…..en fin, a ver si se van ya.

  5. En esas horas a mi me están condicionando, las pierdo y no puedo recuperarlas de ningún modo. Eso debería de ser inconstitucional, que la actividad de una persona condicione mi libertad, al menos que nos dejen irnos del cole.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: